Historia Militar de Bolivia con Todo
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 El aviador Carlos Lazo de La Vega fue un domador de tormentas y triunfador de la muerte.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 10/04/2008

MensajeTema: El aviador Carlos Lazo de La Vega fue un domador de tormentas y triunfador de la muerte.   Mar Abr 15, 2008 4:41 pm

Heridas de la Guerra del Chaco
• El aviador es considerado como una golondrina que hacía contornos deslumbrantes y trayectorias diabólicas
• De padres peruanos murió heroicamente a los 26 años, dejó una viuda y tres hijos, cuando defendía a Bolivia
Por Marco A. Flores Nogales (*)

Nuestro héroe posa para una fotografía con otros aviadores
Volando por el cielo del Chaco encontraremos los rostros de los valientes aviadores del Ejército boliviano, quienes murieron en el cumplimiento del deber, ahora son muy poco recordados e incluso desconocidos por las nuevas generaciones.

La Guerra del Chaco dejó muchos héroes, algunos conocidos y otros anónimos en su propia grandeza. Escarbar los libros de la historia, es abrir un túnel del tiempo, para cerrar los ojos e imaginar las epopeyas de nuestros combatientes.

Entonces comprenderemos el valor de sus acciones durante la guerra con el Paraguay.

Nuestros aviadores surcaron los cielos, se hicieron dueños del arco iris y sellaron sus rostros en el infinito.

Este es el caso de Carlos Lazo de La Vega, otro más de los tantos bolivianos que una mañana se colocó el uniforme militar, amarró con fuerza sus “chocolateras” (botas), se miró al espejo, miró sobre sus hombros el rostro de su compañera, alzó por los aires a sus hijos, para despedirse con una sonrisa, de esa forma partió en busca de su destino, para con sus acciones dejar su nombre para el mármol de la inmortalidad.

Ahora, los bolivianos te agradecemos caballero de los aires lo que hiciste, por defender Bolivia y morir de cara al sol.

Cual poesía que trasciende nuestra bolivianidad y el orgullo de haber nacido en esta tierra bendita, Luis Llanos, en 1934, escribió versos llenos de valor y dolor sobre este insigne aviador, que hasta ahora era muy poco conocido:
La Ley de la guerra: hoy unos, mañana otros y así continuar la legión por el derrotero de la muerte, de la catástrofe, entre escombros, lluvias de granadas, entre gritos desesperados, angustias en el escenario terrorífico y crepitante del Chaco.

Carlos Lazo de La Vega junto a su esposa y tres hijos, antes de partir a la guerra
Pero aquella sangre mártir, sangre purificada en la excelsitud del sacrificio, sangre pródiga derramada para fecundar como una oblación la grandeza de Bolivia, es la perduración de la vida en el pedestal rutilante de la gloria en la cimera de la inmortalidad.

¡Ha muerto el teniente Carlos Lazo de La Vega¡ otro Caballero del Aire que se nos despide para siempre y ha trasmontado el cielo diamantino de la gloria de los predestinados a la eternidad.

Lazo, aquel muchacho siempre animoso, de sonrisa pueril y gesto apretado, sereno, risueño, parecía “la mascota de la aviación”. Su hélice potente y masculada, audaz, trepidaba horas de horas en un vuelo de exploración o buscando un duelo con el enemigo.

Lo contemplábamos desde las trincheras, una golondrina de contornos relumbrantes que hacía trayectorias diabólicas en el espacio del cielo chaqueño.

Las nubes eran sus eternas contempladoras y salía triunfante de sus parábolas circenses una veces, triunfante como el reflejo ígneo del rayo entre el bramido de la metralla, como ocurrió ahora poco en Ballivián.

Una alegría ruidosa estalló de los labios de todos los combatientes al ver la actuación de Lazo acompañado del observador L. Lavadenz, las máquinas enemigas furiosas acometían sin poder abatirlo embestidas por todos lados y nuestros cóndores el piloto Alarcón el observador Pol, el capitán Rivera Coello, Moreno enfilaban victoriosos poniendo en fuga a la escuadrilla adversaria.

El aviador camina y observa su avión, antes de un combate

El aviador camina y observa su avión, antes de un combate
La sublimidad de aquella hazaña y las muchas que tuvo él héroe, florecen en nuestra admiración, quisiéramos loar en hexámetros rugientes como la canción o el retumbo de su máquina voladora, pero sólo acertamos, ungidos de un santo dolor, a prosternarnos ante la memoria de aquel aguilucho intrépido que, siendo niño, fue dueño y señor del aire, dominó los espacios infinitos del Cosmos, un nuevo héroe sin miedo y sin tacha, domador de las tormentas y triunfador de la muerte.

BIOGRAFIA

El teniente Lazo de La Vega, nació el 22 de diciembre de 1908 en la ciudad de La Paz, hijo de padres peruanos. Sus padres fueron Nicolás Lazo de La Vega y la señora María Portillo, naturales de Lima, Perú.

Carlos fue llevado muy pequeño a la tierra natal de sus padres, donde cursó sus estudios en el Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe, uno de los más prestigiosos de aquella capital y del continente.

Regresó a La Paz el año 1925, ingresando a la Facultad de Medicina para continuar sus estudios, cursó hasta el segundo año de donde pasó a la Escuela de Aviación en 1928, juntamente con los tenientes aviadores Coello y Paravicini en tiempos que era profesor el aviador francés Lemaitre.

En ese mismo año se graduó como piloto aviador.

Hermosa fotografía del aviador en pleno vuelo
Al principio de 1929, contrajo matrimonio con la señorita Elena Alvarez Daza, de una distinguida familia de esta ciudad, viajando por ese motivo a la ciudad de Lima.

En 1930 estableció una empresa de ómnibuses en esta ciudad.

Hallándose a esas actividades estalla la guerra y el teniente Lazo, patriota y buen boliviano, no omitió sacrificio alguno y regresó a filas de nuestra gloriosa Escuela de Aviación.

La muerte lo sorprendió en plena juventud en un combate aéreo, cuando contaba con 26 años, dejando una viuda y tres huérfanos, sus hijos.
10 de abril de 2008 7:20
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://historiamilitarbol.foroes.org
 
El aviador Carlos Lazo de La Vega fue un domador de tormentas y triunfador de la muerte.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Felicidades carlos fenomeno.
» FITO VEGA (Presentación)
» JUBILACION AVIADOR CIVIL
» carlos ismael urbanejas
» testimonio de Carlos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Historia Militar de Bolivia :: Guerra del Chaco :: Aviación en la Guerra-
Cambiar a: